Posteador
Bizonte
Gran Posteador



Grandes Batallas de la antigüedad II-Munda







Emblema Romano



La batalla de Munda (17 de marzo de 45 a. C.) fue una victoria de los ejércitos de Julio César sobre los pompeyanos al mando de Tito Labieno y los hijos del difunto Pompeyo el Grande, Cneo y Sexto, en las llanuras cercanas a la antigua colonia romana inmune de Munda,así como la última batalla de la segunda guerra civil.

Se trató de la más peligrosa y difícil de las batallas de César, según Apiano «se dice que César manifestó que siempre había luchado por la victoria, pero que en esta ocasión también había tenido que luchar por su vida».​ El dictador presentó batalla en un terreno desfavorable en grado sumo, al tener que atravesar un torrente y subir a la elevada colina donde se había fortificado Pompeyo el Joven. Sin embargo, la ferocidad con la que combatió la Legio X Equestris (futura Gemina) evitó que los cesarianos fueran rodeados y permitió que desplegaran su caballería. Tito Labieno trasladó entonces sus tropas para interceptarlos, pero el movimiento fue interpretado por el resto de los pompeyanos como el inicio de la retirada, lo que precipitó el desastre.




Campaña de César hasta Munda.


Tradicionalmente los historiadores españoles y extranjeros habían venido ubicando esta ciudad y el escenario de la batalla, el Campus Mundensis de las crónicas antiguas en muy diversos lugares,​ entre los cuales gozaba de más favor la población malagueña de Monda (siguiendo la opinión de Ambrosio de Morales, Rodrigo Caro o Enrique Flórez), seguida por la de Montilla (defendida por el influyente Miguel Cortés y López y otros, además de por la lógica cercanía a las referenciadas Corduba/Córdoba y Obulco/Porcuna). Aunque en 1861 los hermanos Oliver Hurtado razonaron mucho en favor de "Ronda la Vieja", cerca de Ronda, terminaron imponiéndose "Los Llanos de Vanda", cerca de la actual Montilla, a raíz de la terminante propuesta de 1887 del coronel Eugène Stoffel, colaborador de Napoléon III​ que, tras ser apoyada con fuerza por Adolf Schulten en 1940,​ no tuvo más discusión.

A ellas vinieron a sumarse dos nuevas propuestas de ubicación, en el "Cerro de La Atalaya" (1973)​ y en el "Alto de las Camorras" (1984-1986),​ ambas en el término de la moderna Osuna, a cinco kilómetros de distancia una de otra. También hay otro escenario que ha sido defendido como el sitio en el que se dio lugar esta batalla, en la loma en la que se encuentra el castillo de Alhonoz o Aljonoz, antigua fortaleza árabe situada en el término municipal de Herrera, entre las localidades de Herrera y Écija teniendo a sus pies el río Genil.



Posibles localizaciones de la batalla.



Todas ellas son localidades de la Bætica (Hispania), pero lo cierto es que no hay aún elementos convincentes para decidirse por alguna en concreto, pues todas tienen algo a favor y algo en contra, y ninguna cuenta con inscripciones geográficas probatorias. Incluso la ciudad podría estar en cualquier otro lugar bético en el ámbito de los cursos fluviales y las otras ciudades citadas por las fuentes en relación con la batalla, por lo que el problema de la ubicación de Munda permanece abierto.


La batalla


Los dos ejércitos se enfrentaron en las llanuras de Munda, en la Bætica. El ejército pompeyano estaba acampado en una colina suave, una posición desfavorable para el ataque de César. Permanecieron a la vista varios días hasta el 17 de marzo, día en el que César inició la batalla.

La batalla duró un tiempo sin ventaja aparente para ningún lado, viéndose forzados los generales a dejar sus posiciones de mando y a unirse a la misma a fin de levantar la moral. César tomó el mando del ala derecha, donde la Legio X Equestris peleaba duramente. Su presencia elevó la moral de la X y empezó a avanzar. Dándose cuenta de la maniobra, Cneo Pompeyo desplazó una legión de su ala derecha para reforzar la izquierda, lo que constituyó un error fatal, ya que el ataque de la Legio X Equestris no era más que una treta.




Despliegue inicial de las tropas


Tan pronto el flanco derecho de Pompeyo fue debilitado, la caballería de César lanzó un ataque por dicho flanco que cambiaría el desenlace de la batalla. Al mismo tiempo, el rey Bogud de Mauretania, aliado de César, atacó el campamento de Pompeyo desde la retaguardia. Tito Labieno, comandante de la caballería pompeyana, se dio cuenta del ataque y se desplazó al campamento para responder. No obstante, los legionarios pompeyanos, sometidos al fuerte ataque de la X Equestris por el flanco izquierdo, y de la caballería por el derecho, creyeron que Labieno se retiraba. Temiendo lo peor, los legionarios rompieron el frente y huyeron.

Muchos soldados pompeyanos murieron durante la retirada. Otros murieron defendiendo la ciudad de Munda. Atio Varo y Tito Labieno murieron, pero Sexto y Gneo Pompeyo alcanzaron la ciudad de Corduba, donde se refugiaron.



Primera fase de la batalla



Las cabezas de Publio Accio Varo y Tito Atio Labieno, todas las águilas de las legiones pompeyanas y las armas que había dejado atrás los vencidos para huir más deprisa fueron presentadas al general victorioso.48​ Muchos de los vencidos buscaron refugio en la ciudadela pero César ordenó bloquear con estacas atravesadas a los cuerpos de los muertos toda posible ruta de escapatoria,49​ luego fue tarea de Máximo conquistarla, al igual que la vecina Urso. Nueve de las trece legiones, con todos los auxiliares sobrevivientes, huyeron hacia la actual Córdoba.




Fase decisiva




Con esta victoria e Hispania pacificada, César no tuvo mayor oposición.​ Marchó a Roma donde asumió el cargo de dictador, pero fue asesinado el 15 de marzo del año siguiente por los senadores conservadores romanos de la generación más joven, liderados por Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino. Por aquella época, la facción optimate carecía prácticamente de apoyos, fuera de la citada resistencia de Sexto y, uno a uno, los herederos políticos de César fueron exterminando también a sus asesinos y con ellos a casi todo el partido optimate; Sexto fue también finalmente capturado y ejecutado en el año 35 a. C., en Mileto.

Octavio terminaría la obra de su tío eliminando uno por uno a todos sus rivales y convirtiendo la República en un Principado en el 27 A.C.


Beligerantes


Cesarianos
Fuerzas en combate
Total: ~40 0003​4​
8 legiones romanas
8000 jinetes​
Total: ~70 0003​4​n

Bajas
1000 muertos y 5000 heridos​



Pompeyanos

13 legiones romanas
6000 jinetes
6000 auxiliares


Bajas
33 000 ​muertos (30 000 infantes y 3000 jinetes)
30 000 Heridos




Disposición regular de una legión de la época



Numismaticamente existen dos emisiones que sirvieron como monedad de necesidad para pagar los salarios de las legiones de ambos bandos, Sin mas les dejo dos ejemplares sumamente históricos y representativos




Catalogacion
Denario (3,8 g) -Gens Caecilia
Acuñado en el norte de África (47-46 a.C.) por Quintus Caecilius Metellus Pius Scipio.
Anverso: cabeza laureada y diademada de Júpiter, mirando hacia la derecha.
Leyendas Quintus METEL encima de la cabeza y PIVS,debajo.
Reverso: elefante norteafricano en marcha, hacia la derecha.
Leyenda: SCIPIO en la partesuperior del campo.
Exergo: IMPerator



Esta moneda fue acuñada por Q. Metelo Escipión, general de los partidarios de Pompeyo en el Norte de África, en su cuarteles generales de Utica (a unos 50 Km. de Cartago), para pagar a los soldados en las campañas contra Julio César.
A pesar de su ilustre nombre, este general no era un militar brillante y tras la derrota que sufrió en el 46 a.C. ante las tropas de César, él mismo puso fin a su vida.
El elefante norteafricano aquí representado es un animal extinguido en los primeros siglos de nuestra era.
Seguramente la figura del elefante trata de rememorar las hazañas que su antepasado Publio Cornelio Escipión el Africano, llevo a cabo durante la segunda Guerra Púnica.








Catalogacion

Denario (3,8 g) - Gens Julia
Moneda de plata acuñada en una ceca militar móvil, lo más probablemente en Hispania, entre los años 46-45 a.C. por Caius Iulius Caii filius C.n. Caesar.
Anverso: cabeza de Venus Genetrix mirando hacia la derecha, portando diadema, pendientes y collar. Figura alada que representa un pequeño Cupido detrás de la diosa.
Reverso: trofeo militar compuesto de armas entre las que destaca el casco galo y los carnix.
Dos cautivos sentados en el suelo, el de la derecha es un hombre con barba que lleva las manos atadas y el de la izquierda representa a una mujer que levanta su mano es actitud de lamento.




Para agregar


Les dejo un mini video sobre la batalla







Espero que les guste
Matias


Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Munda
https://www.tesorillo.com/roma/preimperio_frame.htm
http://www.legionesromanas.com/general/51leg_num.htm


Otros posts que te van a interesar:

6 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir Arriba
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese
Simplified