Posteador
simone3ar
Colaborador




Últimos visitantes

Papa Doc (Haití)


Papa Doc (Haití)



François Duvalier nació en Puerto Príncipe, Haití, 14 de abril de 1907.


A pesar de pertenecer a una familia humilde consiguió terminar sus estudios de Medicina y debido a sus labores médicas gratuitas en la lucha contra el tifus, el paludismo y otras enfermedades tropicales con la gente más desfavorecida, alcanzó una gran consideración y notoriedad en el país que le valieron el apodo de “Papa Doc”, recorriendo zonas rurales y suburbios empobrecidos con su valija de medicamentos a cuestas.

¿Todo un filántropo, verdad? Pues no se apresuren.

En 1949 fue nombrado Ministro de Sanidad y de Trabajo pero tras oponerse al golpe de Estado que llevó a cabo Paul Eugène Magloire se ve obligado a esconderse y a pasar a la clandestinidad hasta que se proclama una amnistía en 1956.

En 1957, de cara a nuevas elecciones, se postula haciendo un guiño a los sectores castrenses, a la raza negra y a la cultura vudú, razones suficientes para proclamarse presidente por un periodo de seis años.


Festejando el triunfo electoral junto a… Nelson Rockefeller (¿?)



La cultura vudú vigente hasta la actualidad en Haití.


En 1958 y tras sobrevivir a un atentado contra su vida depuró el Ejército para deshacerse de elementos que le pudieran ser hostiles. Su mandato pasó a ser mucho más brutal y represivo.

De ese año es mi moneda:


Km62 – 5 centimes – 1958 – cuproníquel – 20 mm – 2.8 gr. – ceca Denver


En 1959, inspirado por los camisas negras del fascismo italiano, creó una milicia que se conoció como Voluntarios de la Seguridad Nacional (VSN) para proteger su poder fuera de Puerto Príncipe.

Los miembros de la VSN pasaron a ser conocidos posteriormente como los Tontons-Macoutes, y se convirtieron en las tropas de choque del gobierno. Dado que estas milicias no recibían remuneración alguna, ellos mismos inventaban sus propios medios de financiación a través del crimen y la extorsión.



Un ataque al corazón en 1959, supuestamente debido a una sobredosis de insulina (era diabético) lo dejó en coma durante nueve horas. Algunos creen que desde entonces su salud mental se vio afectada por el daño neurológico sufrido en esos momentos.

El caso es que los años que siguieron hasta su muerte estuvieron marcados por la paranoia y los delirios. En una ocasión, ordenó que le entregasen la cabeza entre hielo de un rebelde ejecutado para poder comunicarse con el espíritu del muerto.


Su ego imponía su imagen en monedas, billetes y en todos los documentos públicos al estilo de una monarquía.



Para 1960 modificó personalmente la Constitución y en 1961 volvió a resultar elegido en las elecciones por seis años más: el escrutinio oficial señaló 1.320.000 votos a su favor y ni uno solo en contra. Se autoproclamó presidente vitalicio en 1964 con poderes absolutos, haciendo votar una nueva Constitución en una Asamblea Nacional compuesta por diputados que él mismo nombraba a dedo.


Anécdota. Golpe militar de países pobres.

En su país, Duvalier utilizó tanto el asesinato como la expulsión para eliminar a sus adversarios políticos. Se calcula que fueron más de 30.000 las personas asesinadas. Los ataques llevados a cabo contra Duvalier por algunos militares fueron reprimidos con una especial dureza: en 1967, la explosión de algunas bombas en las cercanías del Palacio Nacional acarreó la ejecución de veinte oficiales de la Guardia Presidencial.

En esta ocasión, los barcos de la Marina bombardearon durante casi todo el día el Palacio Nacional. Eran barcos viejos, tres en total que, armados con cañones obsoletos, hicieron su mejor esfuerzo por sublevarse y derrocar a Duvalier.
En el transcurso de dicho día la única oposición que hubo de parte de las fuerzas leales a Duvalier fue el intento de repeler a los marinos sublevados con el único avión de la Fuerza Aérea, un P-51 reliquia de la Segunda Guerra Mundial.

El avión al filo del mediodía intentó ametrallar a uno de los barcos fallando todas las ráfagas de ametralladora disparadas. Las trazadoras hicieron impacto únicamente en el mar azul profundo de la bahía. La refriega entre barcos y el P-51 duró unos cuantos segundos. Acto seguido el avión aterrizó y no volvió a despegar más, por lo que es probable que hubiese recibido algún daño.

Al atardecer los barcos tomaron rumbo a Cuba llegando a Guantánamo, donde recibieron asilo. En tierra quedaron docenas de marinos que por una u otra razón no pudieron abordar. Sus casas fueron saqueadas y luego quemadas. Aquellos que corrieron con mejor suerte lograron refugiarse en las embajadas.

Aquellas familias que no lograron huir en los barcos y que no pudieron obtener asilo en alguna embajada sufrieron las represalias del Gobierno.



El reinado del terror de Duvalier mantuvo el país bajo su control directo hasta su muerte en 1971, producida debido a las complicaciones derivadas de la diabetes mellitus que sufría.

François Duvalier fue glorificado por sus seguidores casi como una divinidad y a su muerte, según su voluntad y la Constitución que él mismo había diseñado, le sucedió su hijo, Jean-Claude Duvalier, “Baby Doc” que pasó también a ser presidente vitalicio contando solo con 19 años de edad.



A la muerte de François Duvalier, Haití era el país más pobre de América, ocupaba el primer puesto en analfabetismo y la salud pública estaba en un estado desastroso.
Al ser derrocado su hijo en 1986, tras 15 años de presidencia, el cuerpo de François Duvalier fue desenterrado y apaleado ritualmente.



Bien amigos, estuve algo perezoso para publicar con la excusa de “no tengo nada nuevo que mostrar”, pero siempre hay algo para contar en cualquier moneda.

Será hasta el próximo

Eduardo Simone
Fuentes:
Wikipedia – Colnect – Google Imágenes


Otros posts que te van a interesar:

14 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir Arriba
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese
Simplified